miércoles, 30 de abril de 2014

¿Cómo debe ser un cuadro de mando integral?

Las posibilidades a la hora de crear un informe visual y global de la situación de la empresa son infinitas, tantas como creativa y visual sea la persona encargada de diseñar el cuadro de mando integral o sectorial.
A diferencia de otros informes más detallados y extensos, el diseño de un cuadro de mando integral debe ser conciso, esquemático y ante todo muy sencillo de interpretar, tanto visualmente como por la información que contenga.
¿Cuál es el principal error a la hora de diseñar un cuadro de mando integral?
Sin duda, como para cualquier dashboard o cuadro de mando, el principal inconveniente que tienen las personas encargadas de definirlo es la forma en que reducen a un simple vistazo la información de toda una empresa o departamento. El cuadro de mando integral hará referencia a todos los aspectos de la empresa que resulten clave para su futuro económico, y por ello se dispondrán de una gran cantidad de datos, especialmente para aquellas empresas que operen con Big Data. Es más, este problema lo tienen incluso a nivel departamental, siendo ya de por sí complicado hacer un cuadro de mando de la analítica web de la empresa, o del resumen de facturación, o de la calidad del servicio de atención al cliente.
Una vez diseñado, el cuadro de mando debe ser capaz de hacer entender en pocos segundos cómo está la empresa, dónde ha mejorado, qué está fallando, en qué medida, y cómo accionar para reorientar posibles desviaciones”
Podría parecer una tarea sencilla recopilar información que ya se tiene para resumirla en unos pocos gráficos y tablas, pero los que se hayan enfrentado a este proceso sabrán de la dificultad que entraña una correcta optimización.
¿Cómo sintetizar y optimizar un cuadro de mando integral?
En este proceso siempre es interesante hacer el ejercicio inverso y ponerse en la piel de la persona que va a interpretar el dashboard. La información debe estar adaptada a lo que debe valorar y revisar, y en función del cargo al que va dirigido se deberá modelar los gráficos, destacados y recomendaciones para corregir desviaciones.
Un informe de este tipo no puede ser superior al tamaño de un simple DIN-A4, pues en el resumen está su verdadero valor. Así pues, ¿qué le interesa al director de marketing saber? ¿Y al director general de la empresa? ¿Y al del departamento de marketing online?
En base al receptor se deberá modelar el contenido, y no por ello dejar de hacer un ejercicio de optimización y síntesis de aquello que es realmente determinante y relevante para la persona que lo va a estudiar.
Si no tienes claro cómo qué información, el diseño y estructura de tus informes genéricos o segmentados, aquí te dejo una guía gratuita para realizar un cuadro de mando integral.
Mira un informe durante 5-8 segundos. ¿Tienes claro cómo va la empresa? Si es así es un buen cuadro de mando, si necesitas leer las leyendas de los gráficos o la letra pequeña, entonces todavía debe mejorarse mucho. Así de fácil.


5 cosas a tener en cuenta antes de pedir un crédito rápido

Actualmente hay muchas empresas que conceden préstamos y créditos rápidos, sin embargo, antes de solicitarlo en cualquiera de ellas, deberíamos estudiar bien las posibilidades y conocer las características de los préstamos que ofrecen cada una de estas entidades financieras.
Este tipo de empresas han tenido mucho éxito en la situación económica actual ya que conforman una solución muy eficaz para los casos en los que se necesita una pequeña cantidad económica de forma urgente. Muchas familias no pasan actualmente por un buen momento económico y los créditos rápidos son una solución para llegar de forma más holgada a fin de mes pudiendo hacer frente a todos los pagos.
Sin embargo, como decíamos, las soluciones que ofrecen estas empresas no son siempre las mejores y por ello es importante saber qué estamos solicitando y cuáles serán nuestras responsabilidades una vez solicitado el crédito. Por este motivo, aquí van algunos consejos que deberías tener en cuenta antes de pedir un crédito rápido a cualquier entidad:

1 Rapidez del servicio. En este apartado hay que analizar qué bancos están asociados a cada empresa, es decir, desde dónde pueden transferirte la cantidad deseada. Y es que de ello dependerá el periodo de espera desde que se aprueba el préstamo hasta que lo recibimos. Las empresas de mini préstamos tienen un apartado en que especifican los bancos desde donde pueden emitir la transferencia, si alguno de ellos coincide con el que has marcado en que te envíen el dinero en tal caso la operación será prácticamente instantánea. En caso de no coincidir en el mismo banco el proceso podría demorarse entre 1 y 2 días hasta que la transferencia entre bancos se haga efectiva, de igual modo que si hacemos una transferencia personal a otra persona de distinto banco.
2 Cantidad a solicitar. Los créditos rápidos normalmente suelen ser de pequeñas cantidades. Algunas compañías ofrecen hasta 500€, otras llegan hasta los 600€. En función de nuestras necesidades, podemos recurrir a aquella que mejor se adapte. También suele ser habitual que para el primer préstamo concedido, el importe sea inferior, para de esta forma ver que somos buenos pagadores, y a partir de ahí suelen permitirnos solicitar importes mayores. Es por ello que debemos fijarnos en las condiciones de cada empresa de microcréditos para tener claro cuál es la cantidad máxima que podemos solicitar si somos clientes nuevos.
3 Plazo de devolución. Al ser pequeñas cantidades, los plazos de devolución son bastante cortos. Es así porque estos créditos rápidos están pensados para solucionar situaciones puntuales, de forma que no impliquen riesgo alguno. Normalmente el plazo de devolución puede variar entre los 7 y los 30 días, donde hay empresas que ofrecen una mayor flexibilidad de días (por ejemplo a devolver en 23 días) y otras son más rígidas en los periodos de devolución con un plazo fijo (habitualmente de 15 o 30 días)
4 Comisión. Un aspecto muy importante a valorar ya que pueden hacer variar mucho el coste de nuestro crédito. La realidad es que tienen unas comisiones altas; aunque también es cierto que ayudan a salir de apuros importantes. Siempre, al pedir un crédito rápido, ya sabemos de cuánto será la cantidad definitiva que terminaremos pagando. Si estamos de acuerdo y tenemos posibilidad de asumirla, ¡adelante!
5 Prolongación del plazo. En algunas ocasiones, quizá no podemos pagar el préstamo en el periodo acordado. Siempre es mejor prevenir y por ello es recomendable solicitarlo a compañías que permitan prolongar el plazo de devolución al menor coste posible, así dispondremos de más tiempo para devolver el dinero.
Estas son las cuestiones principales que debemos valorar, aunque es cierto que podemos comprobar algunas más en función de nuestros intereses como la posibilidad de solicitarlo figurando como moroso en RAI o ASNEF.
Sea como sea, esta debe ser una solución puntual, que podemos usar de forma mensual con criterio. Si nos acostumbramos a usarla repetidas veces sin asegurarnos que podemos devolverlos, al final nos podemos encontrar en un bucle del que nos cueste salir. Pedir un crédito rápido es una solución muy eficaz siempre que la usemos con responsabilidad y teniendo la certeza de que nos lo podemos permitir y podremos asumirlo.


martes, 1 de abril de 2014

Dimmer de luz como solución para ahorrar en tu empresa

En épocas complicadas a nivel económico como las actuales, cualquier detalle que sirva para dar un poco de oxígeno a los números de la empresa puede acabar siendo determinante a final de mes.
Es una de aquellas situaciones que por sí solas no cambian la viabilidad de un proyecto empresarial, pero que sumadas a otras pequeñas acciones sí que pueden representar un importante ahorro mensual que poder reinvertir en otros aspectos que aporten valor añadido para la empresa.
Últimamente, sin ir más lejos, una de las partidas de costes que más está subiendo es la factura de la luz. Así pues:
¿Cómo podríamos ahorrar en nuestro gasto energético empresarial? Fácil, regulando la intensidad lumínica que realmente necesitamos”
La mayoría de empresas tienen sistemas de iluminación de dos posiciones, encendido y apagado, por lo que el gasto en electricidad será para cualquier situación o máximo o nulo. Pero lo cierto es que no siempre vamos a necesitar de la misma intensidad lumínica, hay muchas horas en que la luz natural puede sustituir prácticamente en su totalidad a la luz artificial. Ahora bien, no todas las mesas o puestos de trabajo tienen acceso a la luz solar por su ubicación dentro de la oficina, pero este no debería ser motivo suficiente para encender toda la iluminación de la planta.
Un dimmer de luz ayudará a regular este consumo a las necesidades reales de cada trabajador. Si lo combinamos adecuadamente con un sistema de iluminación por estancias, de forma que individualicemos los interruptores o reguladores para cada sector de una misma habitación, conseguiremos otro punto de apoyo para el ahorro.
Un regulador de luz, por lo tanto, acabará siendo una herramienta más para los empleados, pudiendo regular la intensidad lumínica que necesitan a cada momento a lo largo de su jornada laboral.
Deberíamos empezar a pensar en la luz como un refuerzo visual adaptativo y no como un hábito automatizado. Seguramente los autónomos o micropymes sean más sensibles a este tipo de ahorro a través de un dimmer de luz por la dificultad que supone ganar cada euro que posteriormente dedican a la factura de la de la luz. Pero no por ello en las grandes empresas se debería dejar de inculcar en los trabajadores la cultura del ahorro y la sostenibilidad. Para conseguirlo tan solo hace falta echarle algo de creatividad, ¿qué tal un juego o un duelo entre departamentos a ver cuál es el que consigue reducir en mayor medida el consumo energético?
La vertiente medioambiental tampoco podemos dejarla de lado, por lo que debemos ser conscientes que reduciendo el consumo energético y adaptándolo a través de los dimmers de luz que instalemos a las necesidades reales de la empresa, estaremos ayudando a conservar y preservar el planeta.
Ganaremos en los números empresariales y además estaremos ayudando al medio ambiente, tal vez sea algo que lo que debamos reflexionar más a menudo.