lunes, 22 de abril de 2013

Las viviendas tuteladas, la solución para las personas mayores

Las personas, cuando vamos haciéndonos mayores, cada vez tenemos menos autonomía y muchas de nuestras tareas diarias se convierten en auténticos desafíos que hacen que perdamos calidad de vida. Tareas que a priori parecen tan simples como hacer la comida o poner una bombilla, a partir de una cierta edad, no tenemos las mismas facultades para llevarlas a cabo.
Para evitar estos sobreesfuerzos, existen las llamadas viviendas tuteladas o apartamentos con servicios. La singularidad de estos apartamentos es que al alquilar o comprar uno de ellos, automáticamente también gozamos de multitud de servicios básicos que se incluyen con el mismo y que sin duda ayudan a que quienes viven en ese tipo de inmuebles puedan aprovechar su tiempo en otras tareas más satisfactorias evitando agobios y preocupaciones
Las viviendas tuteladas incluyen servicios básicos para garantizar el bienestar de sus habitantes. Entre estos servicios encontramos la vigilancia o la enfermería durante las 24 horas del día, o el servicio de restaurante.
Además también se incluye la limpieza de los apartamentos y de las zonas comunes y su mantenimiento para solucionar pequeñas averías sin ningún tipo de coste adicional.
Los inmuebles se componen de dos partes: zonas comunes donde se prestan todo tipo de servicios; y las viviendas particulares. El alquiler o la compra de una de las viviendas lleva consigo el uso y disfrute de los servicios y los espacios comunes.”
De este modo, las personas mayores que ocupen una de estas viviendas ya no tendrán que preocuparse y contarán con la garantía de disponer de ayuda inmediata cuando lo necesiten para cualquier tarea del hogar que requiera uno de estos profesionales. Por otro lado, tendrán la seguridad que ofrece el contar con un doctor y con vigilancia constante en todo el edificio.
Con este tipo de soluciones se puede contar, permanentemente, con un equipo de profesionales que resuelven los eventuales problemas domésticos, de seguridad o de salud, y todo ello sin perder la intimidad y libertad para seguir haciendo una vida completamente normal.


No hay comentarios:

Publicar un comentario