miércoles, 2 de julio de 2014

¿Es seguro un préstamo con ASNEF en situación de morosidad?

En los últimos años se ha producido en España un aumento de la morosidad entre las familias. Este hecho ha incrementado el número de personas que aparecen en el registro de morosidad y que necesitan salir cuanto antes.
La mayoría de los nuevos casos de morosidad son gente con dificultades económicas para llegar a fin de mes, una situación desesperada que genera impagos y deudas y que puede terminar con la inclusión en uno de los múltiples ficheros de morosidad.
Ante una circunstancia como esta, una pequeña ayuda económica sería suficiente para hacer frente a estas deudas y podría evitar o cancelar la morosidad, permitiéndoles acceder a nuevas oportunidades económicas y de financiación. Este empuje necesario se puede conseguir accediendo a un préstamo de capital privado.
Puede parecer absurdo o incluso irracional pero actualmente es posible desaparecer del registro de morosidad solicitando préstamos con ASNEF o RAI. Parece absurdo intentar resolver una situación de morosidad solicitando un préstamo que puede incrementar nuestra deuda; sin embargo, la realidad es otra y estos préstamos se han convertido en una buena solución si la sabemos utilizar correctamente.

Préstamos con ASNEF una opción ante situaciones críticas

La particularidad de los préstamos con ASNEF es que se conceden a personas que aparecen en algún fichero de morosidad, pero también ante otras situaciones como la pérdida del empleo o la falta de una fuente de ingresos estable. Se trata de préstamos flexibles con condiciones especiales que lo convierten en una solución ventajosa.
Sin embargo, lo primero que se debe tener en cuenta es la carga económica que se puede soportar ya que no sirve de nada solicitar un crédito para salir de ASNEF si luego no podemos hacer frente a su devolución y nos quedamos con una deuda mayor.
Lo único que necesita el usuario para poder acceder a un préstamo con ASNEF es una propiedad que sirve para garantizar el pago y también para definir el préstamo. Es decir, en función de las características del inmueble, el solicitante podrá acceder a una mayor o menor cantidad prestada.
Después de este análisis podemos decir que los préstamos de capital privado con ASNEF son seguros siempre y cuando se tenga una propiedad y la certeza de que el préstamo no supondrá una carga económica excesiva. Es en estos casos cuando realmente estos préstamos son soluciones efectivas con las que pagar las deudas y conseguir así evitar las situaciones de morosidad.


No hay comentarios:

Publicar un comentario