miércoles, 30 de abril de 2014

¿Cómo debe ser un cuadro de mando integral?

Las posibilidades a la hora de crear un informe visual y global de la situación de la empresa son infinitas, tantas como creativa y visual sea la persona encargada de diseñar el cuadro de mando integral o sectorial.
A diferencia de otros informes más detallados y extensos, el diseño de un cuadro de mando integral debe ser conciso, esquemático y ante todo muy sencillo de interpretar, tanto visualmente como por la información que contenga.
¿Cuál es el principal error a la hora de diseñar un cuadro de mando integral?
Sin duda, como para cualquier dashboard o cuadro de mando, el principal inconveniente que tienen las personas encargadas de definirlo es la forma en que reducen a un simple vistazo la información de toda una empresa o departamento. El cuadro de mando integral hará referencia a todos los aspectos de la empresa que resulten clave para su futuro económico, y por ello se dispondrán de una gran cantidad de datos, especialmente para aquellas empresas que operen con Big Data. Es más, este problema lo tienen incluso a nivel departamental, siendo ya de por sí complicado hacer un cuadro de mando de la analítica web de la empresa, o del resumen de facturación, o de la calidad del servicio de atención al cliente.
Una vez diseñado, el cuadro de mando debe ser capaz de hacer entender en pocos segundos cómo está la empresa, dónde ha mejorado, qué está fallando, en qué medida, y cómo accionar para reorientar posibles desviaciones”
Podría parecer una tarea sencilla recopilar información que ya se tiene para resumirla en unos pocos gráficos y tablas, pero los que se hayan enfrentado a este proceso sabrán de la dificultad que entraña una correcta optimización.
¿Cómo sintetizar y optimizar un cuadro de mando integral?
En este proceso siempre es interesante hacer el ejercicio inverso y ponerse en la piel de la persona que va a interpretar el dashboard. La información debe estar adaptada a lo que debe valorar y revisar, y en función del cargo al que va dirigido se deberá modelar los gráficos, destacados y recomendaciones para corregir desviaciones.
Un informe de este tipo no puede ser superior al tamaño de un simple DIN-A4, pues en el resumen está su verdadero valor. Así pues, ¿qué le interesa al director de marketing saber? ¿Y al director general de la empresa? ¿Y al del departamento de marketing online?
En base al receptor se deberá modelar el contenido, y no por ello dejar de hacer un ejercicio de optimización y síntesis de aquello que es realmente determinante y relevante para la persona que lo va a estudiar.
Si no tienes claro cómo qué información, el diseño y estructura de tus informes genéricos o segmentados, aquí te dejo una guía gratuita para realizar un cuadro de mando integral.
Mira un informe durante 5-8 segundos. ¿Tienes claro cómo va la empresa? Si es así es un buen cuadro de mando, si necesitas leer las leyendas de los gráficos o la letra pequeña, entonces todavía debe mejorarse mucho. Así de fácil.


No hay comentarios:

Publicar un comentario